miércoles, agosto 10, 2005

50 horas seguidas jugando y un paro cardíaco


Una persona de 28 años murió de un paro cardiaco después de jugar 50 horas seguidas. El surcoreano conocido sólo como “Lee” se levantaba de su silla únicamente para ir al baño o tomar cortas siestas, el resto del tiempo se la pasó online en un juego tipo "first person shooting".

Lo más bizarro de la noticia es que Lee dejó su trabajo para poder pasar más tiempo jugando.
Millones de surcoreanos tienen una fuerte obsesión por los videojuegos al punto que cualquier persona le es posible verlos, como si fuera un deporte, en la televisión.

Hace unos meses sucedió algo parecido, pero con un niño ruso.

Vía (ALT 1040)